Sobre la elección directa de los Alcaldes

Antes las noticias vertidas en prensa sobre la “elección directa de los Alcaldes” (o lo que sea), nos han salido estas notas al vuelo:

  • ¿Es algo que quieren hacer realmente o es una estrategia electoral para hacer patente que todos están contra ellos y movilizar a su electorado?
  • ¿Se puede llamar elección directa elegir a una persona o a una lista, porque lo que se oye es que se vota una lista no a una persona? Entonces no es elección directa del alcalde. Es elección directa de un partido
  • Se nos hace discutir de algo sobre lo que no tenemos los detalles. Solo se nos dice que es más democrática?, ¿más democrática que el qué?
      • Entonces no será democrático la elección de presidente del gobierno o de CCAA
      • ¿Es democrático la eliminación de funciones del pleno dándoselas a la junta de gobierno como se hace en la aprobación de los presupuestos municipales?
      • ¿Es democrático la limitación de funciones de los Ayuntamientos que se ha fraguado en la última reforma local?
      • ¿Es democrático limitar la capacidad de acción de los Ayuntamientos cuando se someten al rescate financiero?
      • Nos hablan de democracia cuando tenemos un sistema de representación nacional (Congreso de los Diputados) donde claramente no se respeta las más mínimas formas de reflejar la representación de la voluntad de los electores
        • con una asignación de diputados a las circunscripciones provinciales aseguradas constitucionalmente independientemente de su población
        • con un límite de entrada que limita la pluralidad
      • Nos hablan de democracia cuando vemos reformas electorales en CCAA (Castilla La Mancha) donde no solo se blinda el bipartidismo, si no que se deja al albur de decisiones administrativas basadas en sondeos el níumero de diputados para cada provincia
    • Y los argumentos que podemos leer en la prensa son peregrinos y en la línea de combatir la corrupción
      • las leyes electorales son importantes, para muchas cosas, pero tienen una influencia muy limitada en la calidad de los gobiernos que salen de ellas. Por decirlo de otra forma, las leyes electorales tienen un peso muy limitado en qué hacen los políticos cuando llegan al poder (ver La urna rota http://laurnarota.es/)
      • asocian la corrupción a pactos electorales:
        • con obligar a hacerlos públicos
        • instaurar medidas como la transparencia, referendum revocatorios, responsabilidad penal con carcel de las acciones y no solo administrativa (en los

          cohechos)

    • último intento por consolidar el bipartidismo, haciendo un chantaje a los ciudadanos para que se sumen a una de dos listas, no dejando espacio para otras visiones de la sociedad aunque sean minoritarias teniendo en cuenta que el municipalismo es el espacio más cercano al ciudadano y donde se debe intentar que todas las sensibilidades estén representadas
  • Nos intentan asemejar a otras “democracias consolidadas” cuando en el mundo no es que este sistema que proponen sea minoritario es que hay otros sistemas de los que no quieren oir ni hablar
    • desde las asambleas ciudadanas (town meeting)
    • hasta la profesionalización de la gestión (city-manager), contando con profesionales contratados (sean funcionarios o no) por tiempos no coincidentes con la legislatura y contando con una mayoria cualificada de los concejales y que realizan la labores ejecutivas y reservando al çambito políticos las competencias legislativas. Y no cayendo en los actuales modelos de personal de libre designación, que solo sirven para dar trabajo a los sorantes del partido (comparar el número de personas cuyo sueldo depende del partido que gane las elecciones en Paris con las de cualquier ayuntamiento medio de España no sonroja, es que averguenza)
    • y sobre todo dando cabida al ciudadano en la corresponsabilidad y en la gestión
  • Dudas sobre la implementación
    • ¿con dos vueltas?
    • ¿podría estar un Alcalde en minoría o se le sobrerepresentaría a su partido para asegurar la estabilidad?, ¿o se seguiría en la línea de quitar competencias al pleno?
    • Incluso dudas sobre la constitucionalidad de la medida

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *